jueves, 12 de diciembre de 2013

Continuaremos.

Nos quejamos.  

Continuamente y por todo.  

Cuando es invierno porque hace frío, cuando es verano porque hace calor, cuando alguien o algo no es lo que queríamos o esperábamos, cuando después de mil horas trabajadas no llegamos a fin de mes, cuando un amigo nos dice algo que quizá no queríamos escuchar, cuando algún aparato no funciona, algunos incluso se quejan cuando la comida está demasiado fría o demasiado caliente (sin tener en cuenta que al menos tienen comida) ...  cuando el árbitro pita un injusto penalti, cuando nos hacen trabajar un domingo, cuando se estropea el ascensor de nuestro bloque de tres pisos, cuando no nos toca la lotería...

El caso es que somos así, quejicas de nacimiento.

Pero un día, alguien a quien admirabas, alquien que te parecía un guerrero nato, un luchador, muere cuando aún no era su hora. De una manera implacable e injusta, desaparece de este mundo.

Y entonces, queridos amigos, qué.

¿Realmente vale la pena pasarse media vida quejándonos por cosas irrelevantes?

Al final, lo único que importa es la vida, y cómo la vivas. Porque nunca sabes cuando se va a bajar el telón. Puede que sea dentro de muchos años, pero también puede que sea mañana. 

Y, si fuera mañana, ¿realmente quieres que ésta sea tu última escena?

Piensa en ello y deja un grito, fuerte y claro hasta el final. Porque aunque te vayas, tu memoria, continuará.

I'm not a hero.

 

sábado, 2 de febrero de 2013

"Yo solo sé que no sé nada".


Traducción:
He oído ésta vieja historia antes donde la gente se aferra a las metáforas sin dejar mucho espacio a la imaginación. Así que quiero que la imaginación vuelva al poder, pero sé que eso no es precisamente fácil. Así que paso una página, y vuelvo a leer la historia otra vez y otra vez, y otra vez. Es la misma historia, pero con otro nombre diferente. Aparecemos rompiendo las cosas, y reconstruyéndolas después, y creciendo, y siempre haciendo conjeturas.

Nunca sabemos nada. Es vergonzoso, pero no somos nadie. Hay momentos en los que somos inteligentes, y otros en los que somos despistados. Tan sólo somos seres humanos, divertidos, pero confusos. Lo intentamos, pero nunca sabemos a donde nos conduce todo ésto.

Todo ocurrió muy deprisa, en el tiempo que tardas en decir "desastre". Hay que tomarse un descanso y mirar atrás, desde la ultima fila. Y quizá sea esa la respuesta. Estamos detrás. Pero detrás de todo. Somos una burbuja en una olla hirviendo. Tan sólo un suspiro en una cadena de pensamientos. El tiempo se van quemando. Nos sentimos seguros, pero nunca lo sabremos. Parece lo mismo, dale un nombre diferente. Lo estamos rogando, y necesitando, y lo intentamos y respiramos.

Nunca sabemos nada. Es vergonzoso, pero no somos nadie. Hay momentos en los que somos inteligentes, y otros en los que somos despistados. Tan sólo somos seres humanos, divertidos, pero confusos. Lo intentamos, pero nunca sabemos a donde nos conduce todo ésto.

Toc toc, de puerta a puerta. Dile que su metáfora es mejor que la tuya. Y tú siempre podrás hundirte o nadar. El panorama se presenta desalentador. Si no crees en lo que te ofrecen entonces no tiene sentido. Así que lo leo otra vez, y otra y otra y vuelve a parecer lo mismo. Demasiados nombres diferentes Nuestro corazón es fuerte, pero nuestras manos débiles, y siempre estaremos compitiendo.

Nunca sabemos nada. Es vergonzoso, pero no somos nadie. Hay momentos en los que somos inteligentes, y otros en los que somos despistados. Tan sólo somos seres humanos, divertidos, pero confusos. Ayudando, y construyendo, y creciendo y nunca sabemos nada.

jueves, 27 de diciembre de 2012

2.012, It's all your fault.

Estos días he recibido muchos mensajes de apoyo vía Twitter. Mensajes de gente que a pesar de no conocer personalmente, forman parte indispensable de mi día a día. Gente, que me conoce más que muchas personas que me ven a diario.
Los que me conocéis desde hace tiempo sabéis de sobra la delicada situación que atraviesa mi vida. Y habéis ido aceptando mi manera de ser (a veces dulce, a veces amarga, otras pizpireta y alocada,  otras revolucionaria y cagomentodo, pero nunca insensible). Y lo que más me impresiona es que aún así, os habéis quedado a mi lado.

El último año, he conocido gente impresionante en Twitter.  A algunos incluso os he conocido en persona, o nos hemos dado el número de teléfono y hablamos casi a diario.
No voy a nombrar a nadie, porque cada uno sabe lo suyo y con esta cabeza que tengo, seguramente me olvidaría de mencionar a alguien (y no me gusta quedar mal).
He conocido personas de muchos sitios de España, Cántabros, Vascos, Madrileños, Catalanes, Gallegos, Andaluces, Albaceteños, Valencianos, Asturianos, Aragoneses... incluso gente de otros paises; jóvenes, no tan jóvenes, hombres, mujeres, super womans, guapos, no tan guapos, fierecillas, y no tan fierecillas, curas, pecadores, sabios, poetas, musas, poetas y sus musas, revolucionarios, inconformistas, pasotas, fumetas, rubias, morenas, pelirrojas y no tan pelirrojas... (jajaja).
Pero todos tenéis  algo en común, que sois personas excepcionales. (Y a vuestros tuits me remito).

Sin vosotros, sin vuestros tuits, sin vuestro apoyo, me hubiese costado muchísimo más digerir este 2.012, mantener mi sentido del humor y sobretodo, no perder el norte y seguir siendo yo!!!

Y después de pensar en todo esto, he llegado a una conclusión, me queréis. ¡Y punto!

No, ahora en serio, he llegado a la conclusión que si mis sueños solo los deseo yo, puede que lleguen a cumplirse, pero si también los desean personas excepcionales como vosotros, las probabilidades de que se cumplan aumentan! O al menos me habéis hecho querer creer que así será.

Hay muchas maneras de dar las gracias y a mí me gusta darlas con música. Se me ocurren varias canciones para agradeceros todo lo que siento, pero sin duda, la mejor, es esta:



"Thanks for your patience.
 You're the best listener that I've ever met
You're my best friend"





I had no choice but to hear you
You stated your case time and again
I thought about it

You treat me like I'm a princess
I'm not used to liking that
You ask how my day was

You've already won me over in spite of me
And don't be alarmed if I fall head over feet
Don't be surprised if I love you for all that you are
I couldn't help it
It's all your fault

Your love is thick and it swallowed me whole
You're so much braver than I gave you credit for
That's not lip service

You've already won me over in spite of me
And don't be alarmed if I fall head over feet
Don't be surprised if I love you for all that you are
I couldn't help it
It's all your fault

You are the bearer of unconditional things
You held your breath and the door for me
Thanks for your patience

You're the best listener that I've ever met
You're my best friend
Best friend with benefits
What took me so long

I've never felt this healthy before
I've never wanted something rational
I am aware now
I am aware now

You've already won me over in spite of me
And don't be alarmed if I fall head over feet
Don't be surprised if I love you for all that you are
I couldn't help it
It's all your fault

jueves, 13 de diciembre de 2012

Voy a encontrar a otro Tú.

Cuando una relación termina, no se miden los daños por el tiempo que ha durado, sino por la intensidad de esta. Y como pasa casi siempre, en cualquier relación fustrada siempre hay una de las dos partes que se lleva lo peor.
Me han rechazado, sí, pero ni es la primera vez, ni será la última.
Si os digo la verdad, es la primera vez en mi vida que me pasa algo así. Pero bueno, supongo que tiene que haber una primera vez para todo.
Me han rechazado muchas veces, pero lo normal era que me rechazaran cuando aún no me había unido nada a esa persona.
Este ha sido un caso totalmente diferente.
Prefiero ahorarme los detalles del cómo, el cuándo y los porqués para no herir sensibilidades...porque creo que no soy nadie para juzgar los sentimientos y decisiones de nadie. Y menos de alguien a quien considero parte de mí.

El hecho es que cuando te pasa una cosa así, a los 20, te pasas meses y meses machacándote emocionalmente, pensando que no vales nada, que qué has hecho mal... que nunca encontrarás al hombre de tu vida...etc, etc, etc.

Pero a los treinta y pico, la cosa cambia.

Cuanto mayor te haces, más se acelera el proceso del "luto" (negación, ira, negociación, depresión y aceptación). Cabe destacar que el hecho de ser adorable, de saberlo y de que la persona que te rechaza te lo reconozca, hacen que el proceso sea más rápido, aunque no menos doloroso.
Por eso, hoy, y tras un mes de "luto" he decidido que esta historia ya no tiene más sentido que el que tiene... que me quedo con los buenos momentos que hemos compartido,  con las miradas cómplices, las sonrisas, los besos, las payasadas, la pizza, el supermegafreestyle y el tal para cual.
Que fue una historia corta, pero muy bonita y a mi me gusta quedarme con las cosas bonitas que me da la vida.
Que espero que esa felicidad que me deseó, la encuentre él también.
Que yo sé que hice todo lo que estuvo de mi mano para que él se quedara a mi lado y que aunque esa persona no ha actuado como debería, me adora, me aprecia y me respeta.
Que respeto sus razones, pero más me respeto a mí.

Que una sabe valorar lo que tiene alrededor, pero con los años aprende a valorarse más a sí misma.

Que como dice la canción de John Mayer...

"Now I'm gonna dress myself for two
Once for me and once for someone new".
I'm gonna find another You!!!



It's really over, you made your stand
You got me crying, as was your plan
But when my loneliness is through, I'm gonna find another you

You take your sweaters
You take your time
You might have your reasons but you will never have my rhymes
I'm gonna sing my way away from blue
I'm gonna find another you

When I was your lover
No one else would do
If I'm forced to find another, I hope she looks like you
Yeah and she's nicer too

So go on baby
Make your little get away
My pride will keep me company
And you just gave yours all away
Now I'm gonna dress myself for two
Once for me and once for someone new
I'm gonna do somethings you wouldn't let me do
Oh I'm gonna find another You..

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Ya nadie me escribe como antes.

Al cabo del día recibo un alud de información escrita. Prensa, redes sociales, mensajes de whatsapp...

El caso es que los últimos días he adquirido un grado de saturación comunicativa con mi mundo más cercano y ayer al abrir el buzón y ver que sólo había publicidad y facturas, pensé:

 "Ya nadie me escribe como me escribía antes".

Con lo bonito que era estar días, meses o años sin saber nada de alguien y de repente recibir una carta de tres páginas, o un e-mail. Porque también hemos dejado de mandarnos e-mails personales.
Desde que tenemos whatsapp o FB o TW, nos limitamos a pequeños mensajes...eso sí, a todas horas.

Y yo, qué queréis que os diga, añoro la calidez de las cartas escritas a mano, de los tachones, del olor del papel. Y en ocasiones, no es que no quiera saber como están mis familiares y amigos, es que para explicarme según qué cosas, prefiero que escriban o que me llamen, oír su voz, sus risas, y si lloran poder decir unas palabras al oído.

Como ya os he dicho antes, añoro esas cartas que llegaban de vez en cuando. Las de las amigas que viven lejos, las de la familia con fotos de las últimas cenas juntos... las de los amores que nunca llegaron a traspasar el papel y que tuvimos guardadas en el cajón de la mesita de noche tanto tiempo (esas que siempre llevaban una gotita de colonia).

Puede que a los más jóvenes, a los que han nacido con un teclado debajo del brazo, les pueda parecer extraño... por eso, me gustaría que si leéis esto, lo hagáis...probad a enviar una carta a alguien y esperar unos días a recibir respuesta.  Y contadle a esa persona todas esas cosas que no da tiempo a contar en un mensaje de pocas letras.

Como canción, nada mejor que el All my loving de mis idolatrados Beatles (versión de la película Across the Universe).

"And then while I'm away I'll write home every day and I'll send all my loving to You"

 

     

miércoles, 3 de octubre de 2012

Los diez mandamientos de una rockera.



1-Amarás el Rock and Roll por encima de todas las cosas.
2-No tomarás el nombre de los rockeros muertos en vano.
3-Santificarás woodstock y demás festivales míticos.
4-Honrarás... a los clásicos.
5-No matarás... las horas con reguetón.
6-Cometerás actos impuros...muchos.
7-No robarás... compartirás, en todo caso.
8-No levantarás falsos testimonios ni mentirás...sobre los conciertos a los que asistes.
9-Consentirás pensamientos y deseos impuros.
10-Codiciarás los bienes ajenos... sobretodo las ediciones limitadas de grandes clásicos del rock.

No olvides que si sigues al pie de la letra estos mandamientos arderás por dentro como en el mismísimo infierno.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Sensaciones orgásmicas.

Quitarse los zapatos tras horas de caminata.
Lamer la punta del cuchillo después de hacerte un bocata de nocilla.
Cortar la etiqueta al jersey nuevo.
Guardar un secreto, guardarlo, guardarlo y guardarlo hasta que un día lo puedes contar.
El "Chsss" de una lata de cerveza bien fría en una calurosa noche de verano.
Querer, y poder.
Mandar un mensaje a alguien y que te responda al momento.
Ese momento en el que, tras horas de picor, no te mira nadie y te rascas la teta.
Recordar de repente un nombre que has tenido todo el día en la punta de la lengua.
Cuando pasas haciéndote la remolona al lado de esa persona y te roza con alevosía y premeditación.
Una ducha de 43minutos...con final feliz.
Apagar la tele en el momento justo.
El chocolate caliente.
Que el chico de la tienda de la esquina te devuelva la mirada.
Un chaparrón en una tarde de verano.
Un día de invierno en la playa...


...

Y de entre todas las sensaciones orgásmicas, mi favorita: 
Tú,