jueves, 13 de septiembre de 2012

Sensaciones orgásmicas.

Quitarse los zapatos tras horas de caminata.
Lamer la punta del cuchillo después de hacerte un bocata de nocilla.
Cortar la etiqueta al jersey nuevo.
Guardar un secreto, guardarlo, guardarlo y guardarlo hasta que un día lo puedes contar.
El "Chsss" de una lata de cerveza bien fría en una calurosa noche de verano.
Querer, y poder.
Mandar un mensaje a alguien y que te responda al momento.
Ese momento en el que, tras horas de picor, no te mira nadie y te rascas la teta.
Recordar de repente un nombre que has tenido todo el día en la punta de la lengua.
Cuando pasas haciéndote la remolona al lado de esa persona y te roza con alevosía y premeditación.
Una ducha de 43minutos...con final feliz.
Apagar la tele en el momento justo.
El chocolate caliente.
Que el chico de la tienda de la esquina te devuelva la mirada.
Un chaparrón en una tarde de verano.
Un día de invierno en la playa...


...

Y de entre todas las sensaciones orgásmicas, mi favorita: 
Tú,