jueves, 13 de diciembre de 2012

Voy a encontrar a otro Tú.

Cuando una relación termina, no se miden los daños por el tiempo que ha durado, sino por la intensidad de esta. Y como pasa casi siempre, en cualquier relación fustrada siempre hay una de las dos partes que se lleva lo peor.
Me han rechazado, sí, pero ni es la primera vez, ni será la última.
Si os digo la verdad, es la primera vez en mi vida que me pasa algo así. Pero bueno, supongo que tiene que haber una primera vez para todo.
Me han rechazado muchas veces, pero lo normal era que me rechazaran cuando aún no me había unido nada a esa persona.
Este ha sido un caso totalmente diferente.
Prefiero ahorarme los detalles del cómo, el cuándo y los porqués para no herir sensibilidades...porque creo que no soy nadie para juzgar los sentimientos y decisiones de nadie. Y menos de alguien a quien considero parte de mí.

El hecho es que cuando te pasa una cosa así, a los 20, te pasas meses y meses machacándote emocionalmente, pensando que no vales nada, que qué has hecho mal... que nunca encontrarás al hombre de tu vida...etc, etc, etc.

Pero a los treinta y pico, la cosa cambia.

Cuanto mayor te haces, más se acelera el proceso del "luto" (negación, ira, negociación, depresión y aceptación). Cabe destacar que el hecho de ser adorable, de saberlo y de que la persona que te rechaza te lo reconozca, hacen que el proceso sea más rápido, aunque no menos doloroso.
Por eso, hoy, y tras un mes de "luto" he decidido que esta historia ya no tiene más sentido que el que tiene... que me quedo con los buenos momentos que hemos compartido,  con las miradas cómplices, las sonrisas, los besos, las payasadas, la pizza, el supermegafreestyle y el tal para cual.
Que fue una historia corta, pero muy bonita y a mi me gusta quedarme con las cosas bonitas que me da la vida.
Que espero que esa felicidad que me deseó, la encuentre él también.
Que yo sé que hice todo lo que estuvo de mi mano para que él se quedara a mi lado y que aunque esa persona no ha actuado como debería, me adora, me aprecia y me respeta.
Que respeto sus razones, pero más me respeto a mí.

Que una sabe valorar lo que tiene alrededor, pero con los años aprende a valorarse más a sí misma.

Que como dice la canción de John Mayer...

"Now I'm gonna dress myself for two
Once for me and once for someone new".
I'm gonna find another You!!!



It's really over, you made your stand
You got me crying, as was your plan
But when my loneliness is through, I'm gonna find another you

You take your sweaters
You take your time
You might have your reasons but you will never have my rhymes
I'm gonna sing my way away from blue
I'm gonna find another you

When I was your lover
No one else would do
If I'm forced to find another, I hope she looks like you
Yeah and she's nicer too

So go on baby
Make your little get away
My pride will keep me company
And you just gave yours all away
Now I'm gonna dress myself for two
Once for me and once for someone new
I'm gonna do somethings you wouldn't let me do
Oh I'm gonna find another You..

5 comentarios:

  1. Ya lo decía Loquillo en su temazo "Mis problemas con las mujeres"

    Con dieciocho son capaces de llegar al final, ya pasados los treinta ha aprendido a esperar" Pues con esto es más o menos similar.

    Aquí tiene un tema cañero para que se anime
    http://upema.bandcamp.com/track/esta-navidad-no-deber-a-haber-piedad

    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! Otras, gracias por recordarme ese tema de Loquillo que tenía olvidado...muy acertada la letra! :) Un abrazo!

      Eliminar
  2. Superados los 30 todo resulta más complicado, querida, efectivamente. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando una historia se acaba estamos dolidos pero el paso del tiempo hace que todo pase aunque siempre queda un pequeño resquemor, todo el mundo ha vivido alguna vez situaciones así.

    ResponderEliminar